El Orgasmo

El Orgasmo

8 de Julio del 2013

 

 

Los segundos previos a un orgasmo y el clímax mismo,detienen el fluir de lo circundante. En ese paréntesis,la sensación física es tan placentera, la liberación de adrenalina y endorfinas,tan brutal,que respirar o gemir es lo único posible...

La excitación sexual trae aparejado el aumento de la irrigación sanguínea en la zona genital. Prepara el organismo para el coito, la fecundación exitosa y la perpetuación de la especie. Si no hubiera algún tipo de recompensa, de premio extraordinario por tener relaciones sexuales, hace tiempo que los seres vivos hubieran desaparecido.

El instinto de perpetuación existe, pero la fascinación por lo sexual es más que evidente. Una vez que se descubre el placer que conlleva, se vuelve una y otra vez al reencuentro con ese orgasmo feliz del que no se puede borrar la impresión.

Durante el cortejo, desde la primera mirada, todo el organismo se prepara para la recompensa. A medida que la seducción va subiendo en escala y grados, en la piel florecen terminaciones nerviosas más sensibles, los ojos brillan enfebrecidos, las mucosas se humedecen y realmente aparecen jugosas e inflamadas.

Cada latido del corazón acelerado lanza un caudal de sangre focalizado en los genitales.  En las mujeres se ponen turgentes los labios vaginales y el clítoris, que puede doblar su tamaño y aparecer enhiesto como un pequeño pene. Las paredes vaginales son más receptivas y el polémico punto G se deja entrever a la derecha del cuello uterino.

Los hombres concentran toda la irrigación en su pene, erecto y firme, un perfecto mecanismo de propulsión de espermatozoides cañoneados hasta el fondo del útero.

El frotamiento repetido de los genitales, con las terminaciones nerviosas exquisitamente sensibles, la irrigación sanguínea, la ayuda visual, sonora y táctil del entorno, y el juego mental de las fantasías más íntimas y escondidas, hacen que detone el orgasmo.

Es un disparo, un cambio de plano, de realidad, una muerte dulce...

 Durante unos segundos, una oleada de placer intenso irradiada desde el sexo y extendida por todo el cuerpo, roba el aliento y la razón. Fluir de la manera más atávica, animal, esencial. En ese instante, poco separa al ser humano de cualquier otro animal.

Leones que muerden el cuello de sus hembras, gorilas aferrados a las caderas de sus compañeras,sementales imponiéndose a sus yeguas, humanos enredados y jadeantes. Las similitudes son más que obvias. La sensación es la misma. Placer...

 

Tabúes y orgasmo

 

El orgasmo se pronuncia poco, y se ha vivido menos en el mundo femenino. La imagen de la mujer como valor doméstico y recatado, la ha hecho renunciar al placer del sexo. Incluso castigarse por sentirlo. Las mujeres no se han reconocido a sí mismas las verdades que sus cuerpos les gritan. Son seres sexuales, gozan mucho y bien, y tienen deseos sexuales con la misma, o más intensidad que los varones.

Debido a una psicología más emocional, las fantasías románticas acompañan más el orgasmo femenino que el masculino, pero eso no es un impedimento para que ellas busquen complacerse de cualquier manera, el clímax es una puerta a la liberaciónde las tensiones y a la entrada de la armonía.

 

Tipos de orgasmo.  Orgasmo clitorideano, vs. Orgasmo vaginal

 

Los hombreshan definido históricamente la frigidez como el fracaso de la mujer paraobtener orgasmos vaginales.

 

No es cierto que haya orgasmos vaginales y clitoridianos en las mujeres. Siempre que se discute sobre el orgasmo y la frigidez femenina se hace una falsa distinción entre el orgasmo vaginal y el clitoridiano.

 

Es desde esta postura, del orgasmo de las mujeres como debiendo ser vaginal que los hombres han definido la frigidez como el fracaso de la mujer para obtener orgasmos vaginales la mayoría de las veces adjudicándolo a problemas psicológicos, con lo cual, a aquellas que se quejaron de sufrirla se les recomendó consultar al psiquiatra, de manera que pudieran descubrir su"problema", generalmente diagnosticado como el fracaso para ajustarsea su papel como mujeres.

En realidad, la vagina no es un área de alta sensibilidad y no está preparada para lograr orgasmos . Es el clítoris el centro de la sensibilidad sexual y el que constituye el equivalentefemenino del pene .

Pienso que esto explica muchas cosas: primero que nada, el hecho de que la tasa de la llamada frigidez sea tremendamente alta entre las mujeres. En vez de buscar el origen de la frigidez femenina en suposi- ciones falsas sobre la anatomía femenina, nuestros"expertos" han declarado que la frigidez es un problema psicológico de las mujeres. No sería lógico que las mujeres habláramos de como se sienten nuestros orgasmos y los hombres de los suyos..? más allá que supongamos lo que puede sentir un hombre y ellos "supongan" lo que puede sentir una mujer, nadie mejor que un congénere para saber que se siente en cada cuerpo diferente anatómicamente hablando. Dando por descontado, además , cuanta mentira, engaño circula en torno a este tema y  cuanto fingen las mujeres por pudor, por cultura, porque la sociedad dice que el orgasmo debe ser de determinada manera y si lo siento d e otra es..infantil, inmaduro..? Como podrían orientarse los hombres en una anatomía desconocida cuya dueña además  finge..? 

Los hechos sobre la anatomía femenina y la respuesta sexual cuentan una historia diferente. Aunque hay muchas zonas erógenas, sólo existe una para el clímax: el clítoris. Todos los orgasmos son extensiones de la sensación en esta zona. Debido a que el clítoris no es necesariamente estimulado de manera suficiente en las posiciones sexuales convencionales, se nos deja "frígidas".

 Las mujeres pueden alcanzar el clímax, como los varones, por el frotamiento repetido en las terminaciones nerviosas del clítoris, directamente, o de la vulva o paredes vaginales, indirectamente, variando en uno u otra modalidad de estimulación, la intensidad posible, hasta puede causar dolor un tacto descuidado e irritante. El orgasmo es el resultado de un proceso de excitación delicioso, por eso, el arte de retardarlo es una práctica habitual y una tortura exquisita.

Cada hombre y cada mujer saben cuál es el camino para su placer. Las imágenes, las escenas favoritas, el entorno adecuado, los fetiches, las preferencias, los ritmos.

 

 

Orgasmo clitorideano, vs. Orgasmo vaginal

 

Deberíamos saber todos que los orgasmos femeninos todos -absolutamente todos- son con intervención directa del clítoris. Y que no tiene ninguna importancia, si son conseguidospor penetración vaginal, por roce del dedo (propio o ajeno) o por algún objetocomo un vibrador, por ejemplo. La historia de la madurez o inmadurez delorgasmo, es una historia de comienzos de siglo XX, y estamos entrando en loscomienzos del siglo XXI. Debemos saber que muchos jóvenes -de ambos sexos- se hacen demasiados problemas por éste tema, e ignoran que aún con la penetración peneana, si no existiera el clítoris, la mujer no sentiría ni excitación sexual.

La vagina como órgano en sí, carece de terminaciones nerviosas y, por lo tanto, mal puede sentir algo.Todas las sensaciones vaginales, son ¨prestadas¨ por el clítoris vecino, que hace de órgano auxiliar cuando se produce la excitación sexual. En esos momentos, se puede tocar en la zona del techo del conducto vaginal, porque al hincharse, tiende a ¨invadir¨ la vagina.

Ese es el famoso ¨Punto G¨, que, como se ha dicho mil veces, no es sino el clítoris interno. Es el clítoris y no la vagina entonces la que se toca por fuera o por dentro de lavagina, o con los dedos o con el cuerpo peneano, que al rozarlo repetidas veces, aumenta la excitación sexual, alcanzando el orgasmo femenino. Insistimos: que se alcance con la mano, o con el pene introducido, no hace a lamujer o a la pareja mas o menos "maduro", "normal" o"diferente".

Tampoco tiene importancia el momento en que se alcanza, que puede ser antes, durante o después de la penetración. Numerosas parejas se sienten infelices porque creen que deben tener orgasmo simultáneo y consultan por diversas ¨disfunciones sexuales¨. El llamado "orgasmo simultáneo", produce numerosos factores de roce comunicacional, malos entendidos y creencias en patologías inexistentes. Es similar a sentarse en la mesa y comer con la otra persona, e incorporar la comida"simultáneamente", masticar "simultáneamente", tragar"simultáneamente", etc., etc. El orgasmo masculino y femenino,repito, sucede antes, durante o después del otro...

 

 

 

La explosión del orgasmo

No hay un estallido igual a otro. Hay orgasmos silenciosos como suspiros, aullidos incontenibles, sensuales gemidos, guturales y desconocidos gruñidos. Escuchar una grabación de un orgasmo difícilmente llevaría a reconocer al autor o autora en su vida cotidiana. El comportamiento social adquirido y aprendido se deshilacha en ese instante, y la mujer más discreta puede convertirse en una fiera aullante, o el sereno caballero desplegar una sonrisa de sátiro sorprendente.

Orgasmo. Natural,inherente, insoslayable, humano y delicioso. Aceptarlo y disfrutarlo es un regalo. Aprender a provocarlo y compartirlo, un sublime modo de enredar dos almas en una complicidad insuperable.

La experiencia del orgasmo puede variar en grados de intensidad, algunos más localizados, y otros más difusos y sensibles, pero a todos se les llama orgasmos clitoridianos.

Todo esto conduce a algunas preguntas interesantes sobre el sexo convencional y nuestro papel en él. Los hombres llegan al orgasmo esencialmente debido a la fricción con la vagina, no con la zona clitoridiana que es externa e incapaz de causar fricción como lo hace la penetración. Las mujeres han sido, así, definidas sexualmente en términos de lo que complace a los hombres; nuestra propia biología no ha sido analizada correctamente . 

En lugar de ello, se nos alimenta con el mito de la mujer liberada y su orgasmo vaginal, un orgasmo que de hecho no existe.

Lo que debemos hacer es redefinir nuestra sexualidad . Debemos descartar los conceptos"normales" de sexo y crear nuevas pautas que tomen en cuenta el goce sexual mutuo. Aun cuando la idea del goce sexual mutuo es liberalmente aplaudida en los manuales sobre el matrimonio, ésta no se sigue hasta su conclusión lógica. Debemos comenzar a exigir que si ciertas posiciones, que ahora se califican de "estándar", no conducen a ambos al orgasmo, ya no sean calificadas como tales . Deben usarse o inventarse nuevas técnicas para transformar este aspecto particular de nuestra explotación sexual presente.

 

Freud:padre del orgasmo vaginal.Mitos y realidades

Freud, influenciado por la moral victoriana en la que desarrolló su teoría, convulsionó al mundo con su teoría de la sexualidad infantil, parece que no pudo sostener el mismo desafío cultural en lo que respecta a la sexualidad femenina. Tal vez por eso, forzó la teoría para sostener su teoría del erotismo clitorideano  infantil, homologando a la masturbación masculina  vs la sexualidad femenina adulta en la que la se debe transferir la excitabilidad a la vagina, de manera tal que sostenía que el orgasmo clitoridiano era adolescente y que en la pubertad, cuando las mujeres comenzaban a tener relaciones sexuales con los hombres, debían transferir el centro del orgasmo a la vagina . Se daba por hecho que la vagina era capaz de producir un orgasmo paralelo, pero más maduro que el clítoris. Con esta teoría de la necesaria transferencia erótica se patologizaba  el papel del clítoris en la sexualidad femenina madura.  El clítoris había gozado de un momento histórico en el desarrollo de la sexualidad femenina infantil en la que reino supremo y sin rivales, pero la madurez de la femineidad le ordenarían que su reinado fuera breve, destronádolo y menospreciando el  supremo placer con el que deleitaba a sus dueñas, en pos de "la sexualidad madura".  Se trabajó mucho en la  elaboración de esta teoría, pero se ha hecho poco por disputar sus suposiciones básicas.

 

La vagina debía transferir su excitabilidad al clítoris” para que , por que...? Para ser buenas esposas, buenas madres a costa de la renucia a un placer real descubierto en la espntaneidad del contacto de cada mujer con su propio cuerpo..?

 Freud encontraba que las mujeres que habían tenido una actividad masturbatoria de niñas les resultaba más comlicado este pasaje…

Pregunto…será dificultad operatoria o dificultad en querer renuciar a una actividad que produce tanto y tan verdadero placer ?

 

Frank S. Caprio, un seguidor contemporáneo de estas ideas, afirmaba :

"Cuando una mujer sea incapaz de lograr un orgasmo vía coito, a condición de que su marido sea una pareja adecuada, y prefiera la estimulación clitoridiana a cualquier otra formade actividad sexual, se la puede considerar frígida y requiere ayuda psiquiátrica (The Sexual Adequate Female, p . 64) .

La explicación dada era que las mujeres tenían envidia de los hombres, lo cual se consideraba un equivalente a una "renunciación a la feminidad" . De este modo, la frigidez fue diagnosticada como un fenómeno antimasculino .

Es importante enfatizar que Freud no basó su teoría en el estudio de la anatomía femenina, sino más bienen sus ideas sobre la mujer como un apéndice del hombre, y su consecuente rol social y psicológico. En sus intentos por lidiar con el problema de la frigidez masiva, los freudianos se embarcaron en elaboradas gimnasias mentales. Marie Bonaparte, en Female Sexuality, llegó incluso a sugerir la cirugía para ayudar a las mujeres a regresar al camino correcto . Habiendo descubierto una extraña conexión entre la mujer no frígida y la localización del clítoris cerca de la vagina, se le ocurrió qu een los casos en que, en ciertas mujeres, este espacio era excesivo y la fijación clitoridiana obstinada, podía efectuarse una reconciliación clitoridiana-vaginal por medios quirúrgicos, lo que beneficiaría la función erótica normal. El profesor Halban, de Viena, biólogo y cirujano, se interesó e n el problema y desarrolló una técnica quirúrgica sencilla. En ésta, se cortaba el ligamento suspensorio del clítoris y el clítoris se prendía a las estructuras subyacentes, fijándolo así, en una posición más baja, con una eventual reducción de los labios menores . Horroroso..cierto...?

 

Esta postura freudiana, parecería más una expresion de deseo que un desarrolo teórico de las vicisitudes de la sexualidad femenina. Expresión  de deseo sostenido en el ideal victoriano de la época de ubicar a la mujer en una posición pasiva sexualmente,imponiendole una renucia a su placer, la necesidad de transmitir la excitabilidad clitorideana a la vagina descansa sobre la necesidad de libidinizar la recepción del pene  y la satisfacción masculina,la reproducción y consecuentemente la materinidad.

La mujer inhibida sexualmente sería más valorada socialmente.

Él también encontró una confirmación de su teoría en la antropología  estudiando las costumbres de un pueblo africano,quienes practicaban la ablación del clitoris en las niñas de 17 o 18 años, para estimularles el  desplazamiento de la sensibilidad orgásmica de la “zona infantil” a la vagina que es donde “debe” residir. Las mutilaciones sexuales rituales impuestas a las  mujeres africanas desde tiempo inmemorial, constituyen la replica física exacta de las  intimidaciones psiquicas impuestas en la infancia a la sexualidad de  las niñas europeas. Encuestas realizadas a hombres que  vivieron muchos años en Guinea y mantuvieron relaciones sexuales con europeas y guineanas a las que se les había praticado la ablación clitorideana, son reveladores respecto al orgasmo  de las mujeres de las mujeres a las que se les había practicado dicha ablación, considerándolas nulas como partanaires eróticas, lo cual da cuenta que no tiene fundamento la teoria segun la cual con la ablación del clitoris, se produce un desplazamiento de la libido de este hacia la vagina …Dicho sea de paso no es curioso que … EL clítoris sea masculino y La vagina femenino..?

LA ABLACIÓN QUIRÚRGICA O PSICOLÓGICA DELCLÍTORIS APARECE COMO UNA FORMA DE CONTROL Y MITIGACIÓN DE LA SEXUALIDADFEMENINA.

 

La cura que Freud recomendaba para una mujer frígida era la atención psiquiátrica, puesto que sufría de incapacidad para ajustarse mentalmente a su rol "natural" como mujer.Frank S. Caprio, un seguidor contemporáneo de estas ideas, afirmaba : "Cuando una mujer sea incapaz de lograr un orgasmo vía coito, a condición de que su marido sea una pareja adecuada, y prefiera la estimulación clitoridiana a cualquier otra forma de actividad sexual, se la puede considerar frígida y requiere ayuda psiquiátrica (The Sexual Adequate Female, p . 64) 

La explicación dada era que las mujeres tenían envidia de los hombres: "renunciación a la feminidad" . De este modo, la frigidez fue diagnosticada como un fenómeno antimasculino .

Es importante enfatizar que Freud no basó su teoría en el estudio de la anatomía femenina, sino más bienen sus ideas sobre la mujer como un apéndice del hombre, y su consecuente rol social y psicológico. En sus intentos por lidiar con el problema de la frigidez masiva, los freudianos se embarcaron en elaboradas gimnasias mentales.Marie Bonaparte, en Female Sexuality, llegó incluso a sugerir la cirugía para ayudar a las mujeres a regresar al camino correcto . Habiendo descubierto unaextraña conexión entre la mujer no frígida y la localización del clítoris cercade la vagina,

después se me ocurrió queen los casos en que, en ciertas mujeres, este espacio era excesivo y lafijación clitoridiana obstinada, podía efectuarse una reconciiaciónclitoridiana-vaginal por medios quirúrgicos, lo que beneficiaría la funciónerótica normal. El profesor Halban, de Viena, biólogo y cirujano, se interesóen el problema y desarrolló una técnica quirúrgica sencilla. En ésta, secortaba el ligamento suspensorio del clítoris y el clítoris se prendía a lasestructuras subyacentes, fijándolo así, en una posición más baja, con una eventual reducción de los labios menores (p .148).

 

Pero el daño más severo no se daba en el área de la cirugía, en la que los freudianos daban absurdas vueltas en círculos intentando cambiar la anatomía femenina para que cuadrara con sus suposiciones básicas. El daño más grave fue el que se infligió a la salud mental de las mujeres, que bien sufrían en silencio culpándose, bien corrían en busca de un psiquiatra tratando desesperadamente de encontrar la oculta y terrible represión que las había mantenido alejadas de su destino vaginal.

 

Falta de evidencia

Se podría afirmar en un principio que éstas son áreas desconocidas e inexploradas, pero si se realiza un examen más profundo esto es sin lugar a dudas falso, tal como lo era en el pasado. Por ejemplo, los hombres sabían que las mujeres sufrían de frigidez con frecuencia durante el coito . Así que el problema ahí estaba . Además, hay mucha evidencia específica. Los hombres sabían que el clítoris era y es el órgano esencial para la masturbación, ya fuera en niñas o en mujeres adultas. Así que evidentemente las mujeres dejaron en claro en dónde pensaban ellas que se localizaba su sexualidad. Los hombres también parecen estar sospechosamente conscientes de los poderes clitoridianos durante el "juego previo" al coito, cuando desean excitar a las mujeres y producir la suficiente lubricación para la penetración.

El "juego previo" es un concepto creado para fines masculinos y trabaja en desventaja de muchas mujeres, ya que una vez que la mujer se encuentra excitada el hombre cambia a la estimulación vaginal, dejándola así tan excitada como insatisfecha.

También se sabe que las mujeres no necesitan de anestesia en el interior de la vagina durante la cirugía, lo que apunta al hecho de que la vagina no es un área altamente sensible.

Hoy, con un conocimiento amplio de anatomía, con Kelly, Kinsey y Masters y Johnson, por mencionar sólo algunas fuentes, ya no hay ignorancia en la materia. Hay,sin embargo, razones sociales por las que este conocimiento no ha sido popularizado. Estamos viviendo en una sociedad masculina que no ha buscado cambios en el rol de las mujeres.

 

Evidencia anatómica

En lugar de comenzar con lo que las mujeres debieran sentir, sería lógico iniciar con los hechos anatómicos con respecto alclítoris y la vagina .

El clítoris es un equivalente pequeño del pene, exceptopor el hecho de que la uretra no loatraviesa como lo hace con el pene del hombre. Su erección es similar a la erecciónmasculina, y la cabeza del clítoris tiene el mismo tipo de estructura y funciónque la cabeza del pene . G. Lombard Kelly, en Sexual Feeling in Married Menand Women, dice:

La cabeza del clítoris también está compuesta de tejido eréctil, y posee un epitelio o cubierta muy sensible, dotada determinaciones nerviosas especiales llamadas corpúsculos genitales yparticularmente adaptadas a la estimulación sensorial, que bajo condicionesmentales adecuadas termina en el orgasmo sexual. Ninguna otra parte del tractoreproductivo femenino posee dichos corpúsculos 

El clítoris no tiene otra función que la del placer sexual. La vagina en cambio está relacionada con la función reproductiva.  Sus funciones son principalmente: 1) menstruación 2) recepción del pene,3) retención del semen y 4) canal de parto . El interior de la vagina, que deacuerdo con los defensores del orgasmo vaginal es el centro y productor del orgasmo, está como casi todas las demás estructuras corporales internas, pobremente abastecida de órganos terminales sensoriales. El origen endodérmico interno del recubrimiento vaginal la hace similar al recto y a otras partes del tracto digestivo (Kinsey, Sexual Behavior in the Human Female, p. 580).

El grado de insensibilidad dentro de la vagina es tan alto que "En tre las mujeres que fueron examinadas en nuestra muestra ginecológica, menos del 14% estaba consciente de haber sido tocada" (Kinsey, p .580). Incluso la importanciade la vagina como un centro erógeno (en oposición a un centro orgásmico) es menor.

Otras áreas como los labios menores y el vestíbulo de la vagina son dos áreas muy sensibles, que pueden disparar un orgasmo clitoridiano, porque pueden ser efectivamente estimuladas durante el coito "normal"; aunque escasa, este tipo de estimulación se considera de manera incorrecta un orgasmo vaginal. De cualquier manera, es importante distinguir entre áreas que pueden estimularel clítoris, incapaces de producir un orgasmo por sí mismas, y el clítoris: "Sin importar qué medio de excitación se usa para llevar al individuo a un estado de clímax sexual, la sensación es percibida por los corpúsculos genitales y se localiza donde ellos están situados: en la cabeza del clítoris o del pene (Kelly, p . 49).

Además de las estimulaciones directas e indirectas del clítoris anteriormente mencionadas, existe

una tercera forma en laque se puede disparar un orgasmo y esta es a través de la estimulación mental (cortical), donde la imaginación estimula a la mente, que a su vez estimula a los corpúsculos genitales del glande para producir un orgasmo.

 

Las mujeres que dicen tener orgasmos vaginales.Mitos y Verdades

 

Confusión. Debido a la falta de conocimiento de su propia anatomía, algunas mujeres aceptan la idea de que un orgasmo experimentado durante una relación sexual "normal" fue ocasionado por la vagina. Esta confusión se debe a la combinación de dos factores. El primero, la falla en la localización del centro del orgasmo, y elsegundo, por un deseo de adecuar su experiencia a la idea masculina de normalidad sexual. Considerando que las mujeres saben poco de su anatomía, es fácil confundirse .

Engaño. La gran mayoría de las mujeres que aparentan tener un orgasmo vaginal ante su hombre, lo están fingiendo para "conseguir el trabajo". En un nuevo éxito de ventas danés, I Accuse, MetteEjlersen trata de manera específica este problema común, al que llama "la comedia sexual" y que tiene muchas causas .Primero que nada, la mujer debe soportar una gran presión aportada por el hombre, quien considera que su habilidad como amante está puesta en juego. Así, para no ofendersu ego, las mujeres obedecen el papel que se les designa y pasan por un éxtasis simulado. Otras de las danesas mencionadas, mujeres a las que se dejó frígidas e indiferentesal sexo, aparentaban tener orgasmos vaginales con el fin de apresurar el acto sexual. Algunas más admitían haber fingido orgasmos vaginales para atrapar a un hombre. En uno de los casos, la mujer aparentó tener un orgasmo vaginal para hacer que el hombre dejara a su primera esposa, quién había admitido ser vaginalmente frígida. Más adelante le fue forzoso continuar el engaño, ya que no podía pedirle que la estimulara clitoridiamente .

Muchas otras mujeres simplemente temen establecer su derecho a la igualdad de goce, percibiendo e lacto sexual como un beneficio principalmente para los hombres, y cualquier placer obtenido por la mujer como un extra.

Algunas mujeres, con ego suficiente para rechazar la idea masculina de necesitar atención psiquiátrica, se negaron a admitir su frigidez . No aceptaban autoculparse, pero noe ncontraban cómo solucionar el problema, no conociendo sus propias características fisiológicas, por lo que quedaron en un limbo especial.

 

Quizá uno de los resultados más tristes y dañinos de toda esta falsa comedia montada en torno al supuesto orgasmo vaginal que se debe representar, sea el que a mujeres sexualmente sanas les fue enseñado que no lo eran. Así que además de estar sexualmente privadas se las aleccionó para autoculparse, aun cuando no eran culpables. Buscar la cura para un problema que no la tiene puede conducir a una mujer a un camino interminable de inseguridad y odio hacia sí misma, ya que su analista le dice que ni siquiera tiene éxito en el único papel que le permitela sociedad masculina : el papel de mujer. Se la pone a la defensiva, con datos falsos como evidencia de que debe intentar ser aún más femenina, pensar demanera más femenina, rechazar su envidia por los hombres . Es decir, muévele más duro, mi reina .

 

 

El papel del clítoris

Conocer el papel del clítoris como punto focal del erotismo sexual femenino, puede ser perturbador para algunas personas, pero es completamente lógico. El glande clitoridiano, tiene el mismo número de terminaciones nerviosas del glande peneano. Trátase de un órgano particularmente sensible. La piel del glande clitoridiano, es derivada del mismo material embrionario que el pene y es el correspondiente erótico funcional de ese órgano masculino. Los bebes femeninos de meses, experimentan excitación erótica por primera vez por la manipulación del clítoris externo y no de la vagina. Es importante señalar, una y otra vez, que la vagina no cuentaen sí misma con tejidos que reaccionen a la estimulación erótica. Toda la excitación, le es "prestada" y transferida por el clítoris. Digamos para completar el concepto, que el clítoris no se reduce a aquella pequeña punta que emerge sobre la entrada del conducto vaginal. El clítoris es una estructura grande y compleja, que hunde sus raíces dentro del aparato genital femenino, sobre el techo del conducto vaginal. Está dividido en dos partes,"cabalgando" y "abrazando" la entrada del conducto, de talmanera, que cuando tocamos el clítoris y este se llena de sangre, hace relieves obre el techo de los primeros milímetros de la vagina. Este es el famoso"Punto G", que ningún ginecólogo puede observar, porque la mujer en el momento del examen médico-ginecológico no se encuentra excitada sexualmente. En otras palabras, el famoso "Punto G", no es sino elclítoris interno. Tocar el clítoris externo, rozar con el pene o dedos elclítoris interno, "tironear" la apertura de la vagina hacia el ano, son maniobras que tienden a llenar los cuerpos cavernosos del clítoris y por lotanto, a excitar a la mujer. No debería sorprender saber que las mujeres tienen dificultad en alcanzar el orgasmo exclusivamente a través de la estimulación vaginal. Que es la misma dificultad que los hombres tendrían si tuvieran que alcanzarel orgasmo a través de la estimulación exclusiva del escroto, o sea, lascubiertas de piel testiculares. Las mujeres de hecho, tienen umbrales y niveles orgásmicos diferentes. Algunas consiguen tener orgasmo a través de la estimulación clitoridiana. Tales mujeres apenas son el extremo muy amplio devariaciones de la población femenina sexualmente activa. La gente se sorprendeal saber, que solo el 20 al 30 % de las mujeres experimentan el orgasmo con la penetración exclusivamente. Que otro 20 al 30 % de las mujeres alcanzan el orgasmo con la penetración, pero suplementarios con estímulos clitoridianos simultáneos.Y existe también, un grupo de mujeres, quizá otro 20 a 30 % que solo tienen orgasmo sin la penetración, tocándose y acariciándose ellas solas, ya sea delante del compañero, o fuera de él. En consideración a las cifras y las categorías enunciadas y tomando en cuenta los hechos anatómicos, parece extremadamente lógico y razonable considerar la mayor parte de la anorgasmia coital femenina, como una variante normal de la reactividad femenina y no como una disfunción. La mujer "normal" que no es neuróticamente inhibida,pero posee un nivel y un umbral orgásmico elevado, puede no ser capaz de alcanzar el orgasmo a través del coito, en vista de ese umbral elevado. Muchos sexólogos suscriben hoy la idea de que buena parte de lo que se acostumbraba a rotular como disfuncional es, en verdad, apenas una variante normal de la reactividad femenina. La idea científica actual es que el grado de reactividadal orgasmo tiene una distribución relativamente normal en la población engeneral, como ocurre en otras características físicas y respuestas reflejas. Algunas mujeres son naturalmente capaces de llegar al orgasmo por medio delcoito, sin ninguna estimulación clitoridiana directa, en tanto que otras, no son capaces de llegar al orgasmo durante el coito con penetración, aún teniendo excitación clitoridiana prolongada.

 

 

Por qué los hombres mantienen el mito..?

 

1. Preferencia por la penetración sexual. El mejor estimulante físico para el pene es la vagina dela mujer. Provee la fricción y lubricación necesarias. Desde un punto devista estrictamente técnico esta posición ofrece las mejores condicionesfísicas, aunque el hombre puede probar otras posiciones por variar.

2. La mujer invisible.Uno de los elementos del chauvinismo mas- culino es lanegación o la inhabilidad de ver a las mujeres como seres humanos totales yseparados. En su lugar, los hombres han escogido definir a las mujeres sólo entérminos de cómo han beneficiado sus vidas. Sexualmente, una mujer no era vistacomo un individuo que deseara compartir equitativamente el acto sexual, de lamisma manera que no se la percibía como una persona con deseos independientescuando realizaba cualquier otra actividad en la sociedad . Así, era fácilinventar lo que era conveniente sobre las mujeres; encima de esto, la sociedadha sido una función de los intereses masculinos, y las muje- res no estabanorganizadas para formar ni siquiera una oposición verbal a la de los hombres expertos.

3. El pene como símbolo de la masculinidad.Loshombres definen su vida principalmente entérminos de masculinidad . Es una forma universal de levantar el ego. Estoes, en toda sociedad, por muy homogénea que sea (por ejemplo, cuando noexisten grandes diferencias raciales, étnicas o económicas) siempre hay ungrupo que oprimir, las mujeres .

La esencia delchauvinismo masculino está en la superioridad psicológica que los hombresejercen sobre las mujeres. Este tipo de definición superior-inferiordel sí mismo, en lugar de una definición positiva basada en el propiodesarrollo y los logros personales, ha encadenado tanto a la víctima como alopresor. Sin embargo, quien ha llevado la peor parte ha sido la víctima.

Una analogía es elracismo, en el que el racista de color blanco compensa sus sentimientos dedesmerecimiento creando una imagen del hombre negro como biológicamenteinferior a él (tal imagen obedece principalmente a unalucha masculina). Debido a su posición dentro de una estructura de poder blancay masculina, el hombre blanco puede reforzar esta división mítica.

Mientras los hombrestraten de racionalizar y justificar la superioridad masculina a través de ladiferenciación física, la masculinidad podrá ser simbolizada por ser el más musculoso,el más velludo; por tener la voz más grave y el pene más grande. Las mujeres,por el contrario, son aprobadas (llamadas femeninas) si son débiles, pequeñas; se rasuran las piernas; tienen voces agudas y suaves.

Ya que el clítoris escasi idéntico al pene, se encuentra mucha evidencia de que hombres, de diversassociedades, tratan de ignorar el clítoris y enfatizar la vagina, como lo hizoFreud, o como en algunos lugares de Medio Oriente en donde practican laclitoridectomía .Freud veía esta antigua y todavía vigente costumbre, como unamanera de "feminizar" aún más a la mujer al removerle este vestigiocardinal de su masculinidad. También cabe destacar que un clítoris grande esconside- rado feo y masculino. Algunas culturas se dan a la práctica de verterun químico sobre el clítoris para que se encoja al tamaño "adecuado".

Me queda claro que loshombres, de hecho, temen al clítoris como una amenaza a su masculinidad.

4. El hombre sexualmente prescindible.Los hombres temen llegar a ser sexualmente prescindiblessi la vagina es sustituida por el clítoris como el centro de placer para lasmujeres. Dehecho, esto es de gran validez si sólo consideramos la anatomía . La posición del pene dentrode la vagina, aunque perfecta para la reproducción, no estimula necesa-riamente un orgasmo en la mujer debido a que el clítoris está localizado en elexterior y más arriba . Las mujeres dependen de la estimulación indirecta en laposición "normal".

La sexualidad lésbicapodría constituir un excelente caso, basado en información anatómica, para lairrelevancia del orgasmo masculino .

Albert Ellis mencionaalgo en el sentido de que un hombre sin pene puede ser un excelente amante deuna mujer.

Considerando que la vaginaes de lo más deseable desde el punto de vista del hombre, solamente en términosfísicos, una comienza a ver el dilema masculino. También nos fuerza adescartar muchos argumentos "físicos" que explican por qué lasmujeres se van a la cama con los hombres. Lo que queda, me parece, son razonesprincipalmente psicológicas para dar cuenta de por qué las mujeres eligen alos hombres, y excluyen a las mujeres, como parejas sexuales.

5. Control de las mujeres .Una razón que se da para explicar la práctica de laclitoridectomía en el Medio Oriente es que evitará que las mujeres se pierdan. Alremover el órgano sexual con capacidad para el orgasmo, debe suponerse que suimpulso sexual disminuirá . Conside- rando que los hombres ven a las mujeres como unapropiedad, particularmente en naciones muy atrasadas, debiéramos comenzar aconsiderar mucho más por qué es que no está en el interés de los hombres quelas mujeres sean totalmente libres sexualmente . La doble moral, que por ejemplo sepractica en América Latina, está hecha para mantener a las mujeres como totalpropiedad del marido, mientras que él es libre de tener las aventuras quedesee.

6. Lesbianismo y bisexualidad.Además delas razones estrictamente anatómicas por las que las mujeres puedan igualmentebuscar a otras mujeres como amantes, hay un miedo por parte de los hombres deque las mujeres buscarán la compañía de una mujer sobre una base totalmente humana.

El reconocimiento del orgasmo clitorideano amenazaría la institución de la heterosexualidad puesto que indicaría que el orgasmo cltorideano es obtenible  tanto de hombres como d mujeres, haciendo de la heterosexualidad no un asbsoluto sino una opción.

Las mujeres elegirían la heterosexualidad y el coito como parte d esu vida sexual, por cuestiones que exceden exclusivamente a la búsqueda del orgasmo.

 

 

 

 

Conclusión: 

El órgano de placer por excelencia en la mujer es el clítoris, equivalente al pene del hombre, allí reside el "secreto, el misterio" d ella sexualidad femenina. Freud se preguntaba Que quieren las mujeres? Hoy podríamos responderle: Una buena estimulación clitorideana. 

Muchas novelas han ahondado en este tema ridiculizandolo: "El anatomista" famoso libro de Andahazi, cuenta la historia de Mateo, quien emprende la búsqueda de una pócima que le permita conquistar el amor de una prostituta veneciana, lo que descubre Mateo experimentando con prostitutas, como aquello que enloquece a las mujeres al ser explorado por este hombre, es nada mas y nada menos que lo que... el klitoris.

Y del último tiempo hay una una  película llamada "Hysteria" que habla del orígen del vibrador. Me ha sorprendido y no gratamente, comentar con varias mujeres la película "Hysteria" que cuenta la historia del vibrador, en la cual solo se muestra de manera sutil la estimulación brindada por un médico a sus pacientes  para curarlas de sus padecimientos emocionales tan femeninos (hysteria, viene de útero) que las llenaba de placer y las "tranquilizaba", ella abiertas de piernas, cubiertas por sus largas faldas recibían un "masaje " con un extraño aparato. Quedaba librado a la imaginación del espectador como y exactamente en que zona anatómica se propinaba tal estimulo, cual era la mecánica exacta. Muchas mujeres que vieron la película, deducían que era una suerte de "consolador" un símil pene introducido en la vagina, estas erróneas interpretaciones dan cuenta de la postura masculina de las mujeres respecto a su propio erotismo y satisfacción sexual y consecuentemente del desconocimiento de su propia anatomía. También es interesante rescatar en dicho film, la sutileza no solo en la imágenes sino en la descripción verbal de los poderes de dicho aparato provocador de tamaña algarabía entre las mujeres, que hacían largas colas en la sala de espera del médico en cuestión, esperando recibir su "tratamiento".

Es muy dificil para las mujeres, atravesar las barreras que nos impone la cultura de todos los tiempos con sus ideales de sexualidad adaptada al ideal masculino. Ese es nuestro gran desafío...

 

 

 

 

2