El deseo

El deseo

11 de Julio del 2013

 

Les propongo pensar El Deseo, a partir de dos textos, uno de  Roland Barthes,filósofoescritorensayista y semiólogo francés  y otro de una canción de Ricardo Arjona, cantautor guatamalteco.

 

Roland Barthes, escribe en su libros "Fragmentos para un discurso amoroso": 

 

..."Para mostrarte dónde está tu deseo basta prohibírtelo un poco. X... desea que esté allí, a su lado, pero dejándolo un poco libre: ligero, ausentándome a veces, pero quedándome no lejos: es preciso, por un lado, que esté presente como prohibido, pero también que me aleje en el momento en que, estando en formación ese deseo, amenazaría con obstruirlo. Tal sería la estructura de la pareja "realizada": un poco de prohibición, mucho de juego; señalar el deseo y después dejarlo...."

 

Ricardo Arjona en su canción "Dime que no", dice así:

 

 

Si me dices que si, piensalo dos veces;
puede que te convenga decirme que no.
si me dices que no puede que te equivoques;
yo me dare a la tarea de que me digas que si.
si me dices que no dejare de soñar y me volveré un idiota,
mejor dime que no y dame ese si como un cuenta gotas.
dime que no,pensando en un si
y dejame lo otro a mi.
que si se me pone facil
el amor se hace fragil y uno para de soñar.
Dime que no,
y deja la puerta abierta.
Dime que no
y me tendras pensando todo el dia en ti,
planeando una estrategia para un si.
dime que no
y lanzame un si camuflageado,
clavame una duda
y me quedaré a tu lado.
Si me dices que si se fugará lo incierto,
y esa cosquilla en la panza cuando estas por venir.
si me dices que no seguiré conquistando,
descubriendote cosas que ni tu te conoces.
Dime que no
y me tendras pensando todo el dia en ti,
planeando una estrategia para un si.
dime que no
y lanzame un si camuflageado,
clavame una duda
y me quedaré a tu lado.
Siempre lo facil me duró tan poco,
y no lo niego me divierti.
pero la soledad me ha vuelto loco,
porque el amor nunca ha pasado por aqui.
Dime que no
y me tendras pensando todo el dia en ti,
planeando una estrategia para un si.
Dime que no
y lanzame un si camuflageado,
clavame una duda
y me quedare´ a tu lado.
Dime que no
y me tendras pensado todo el dia en ti...
dime que no.



 

 

 

El deseo... siempre se enciende a partir de la prohibición, así nace y  es solo a partir de ese juego de la presencia -ausencia, de un "si camuflageado" como lo llama Arjona o de esas "ausencias quedadote cerca" como la caracteriza Barthes que se sostiene, se mantiene vivo...alerta.

Ambos autores aluden a esta  necesidad del espacio necesario para desear, a esa brecha que enciende el deseo, sin ausencia no hay deseo..se desea lo que falta..si no me haces falta..no te deseo.

El deseo se sostiene en la ausencia y en una presencia en la que el misterio, el enigma forman parte del despliegue del juego amoroso, de la seducción, del erotismo. Si se dice todo, se muestra todo, se "blanquea" todo...cuál es la gracia..? De allí el sentido de las palabras con doble sentido, las miradas cómplices, la lencería erótica. De allí el sentido de una charla interesante, una salida diferente, salir de la rutina generando nuevas sensaciones, nuevas emociones, expectativas...El órgano sexual por excelencia es ..el cerebro.

Por esto muchas relaciones de pareja fracasan, "se gastan" , "caen en la rutina" y muchas veces aparecen los amantazgos que vienen a revivar esta llama del deseo prohibido, tentador,  porque aparece la necesidad de vibrar por pasión, de volver adesear...y aquello que no se alimenta en el seno de la pareja porque el vínculo ya ha sido "naturalizado", porque ya lo conquiste, porque ya es mío, resurge en  ese vínculo nuevo, en ese vinculo prohibido, secreto, donde se juega esa necesidad de conquistar y ser conquistado, de seducir y ser seducido, con esos si camuflageados que vuelven a cobrar vida y despiertan el deseo dormido...

Por eso es necesario mantener viva la llama del deseo en la pareja, abrir espacios, generar misterio, permitirse jugar.