Chats hot en Whatsapp. Nuevas formas de infidelidad

Chats hot en Whatsapp. Nuevas formas de infidelidad

4 de Abril del 2017

 

En plena era de la virtualidad , la infidelidad se alimenta , se expresa y se pone literalmente “en juego” también a través del WhatsApp , “la” comunicación (virtual) por excelencia imperante en nuestros tiempos que ha enriquecido a la antiquísima hot line via telefónica que se usaba años ha, al sumarle otros “estimulos” con la posibilidad de intercambiar imágenes, audios, videos que acerca a los interlocutores involucrados mucho más a la contundencia de los encuentros amorosos en la realidad.

Que caracteriza a la infidelidad?

La infidelidad se define asi : relaciones afectuosas del tipo romántico, a corto o largo plazo, establecidas con personas distintas del vínculo oficial que a menudo se mantienen en secreto por considerarse una amenaza a la institución familiar (en este caso la pareja como vínculo formal entre dos personas, entraría dentro de esta categoría de “institución familiar”) Resalto y analizo dos términos de esta definición: 1) Cuando decimos “relaciones (afectuosas)” en los tiempos que corren , nos referimos a las que se desarrollan en la realidad y/o las que cobran diferentes formas en la virtualidad. Tanto en los casos en los que dicha relación virtual se despliega entre personas que se conocían previamente en la realidad o no. Tales “relaciones” generalmente son de naturaleza erótica/sexual pero muchas veces son vínculos amistosos, personas que comparten temas de conversación, intereses o actividades , sean de una u otra naturaleza o ambas “en secreto del vinculo oficial”, esta último sería la clave que ubicaría las relaciones en secreto de la naturaleza que fueran del lado de la infidelidad , si no habría nada que ocultar, no estaríamos hablando de infidelidad, lo cual me da el pie para desplegar el segundo término vinculado al ocultamiento, el secreto. 2) “ En secreto” implica ocultamiento a un tercero, una mentira, una traición a la pareja (“relación oficial”) en cuanto al pacto implícito o explícito de “exclusividad” amorosa que tienen entre si. El tema de los pactos explícitos, implícitos, conscientes e inconscientes en las parejas merece un capítulo aparte, solo me limito a vincularlo con este tema del secreto y la exclusividad, ya que uno de esos pactos conscientes o inconscientes se refiere a las diferentes formas que adquiere y admite lo que es considero como exclusividad en cada pareja, si lo que está ocurriendo en ese chat no viola esa regla de exclusividad, si no hay nada que ocultar , no sería infidelidad en cambio quien tiene algo que ocultar/borrar es porque no quiere que lo descubran en lo que claramente significaría una falta a dicho pacto de exclusividad, como incumplimiento del mismo, sea porque en si mismo es una falta o porque sería la pista del deseo de la misma, en el sentido que da cuenta de que hay algo más allá de ese “inocente” chat ... Es interesante como funciona esto de la exclusividad y los pactos conscientes e inconscientes ya que en algunas parejas swinger la exclusividad está dada por tener intercambios sexuales en los que ambos miembros de la pareja participan abiertamente, por lo cual en el contexto del pacto de sexo con otras parejas estando ambos juntos, es considerado traición a ese pacto y por ende una situación de infidelidad, el encontrar a la pareja tomando un café en un lugar público con alguien con quien han tenido sexo. Parte de la química que provoca la infidelidad es la adrenalina que genera el ocultamiento, lo prohibido, aunque su implicancia, la manera en que esto se pone juega en cada uno, es particular y no necesariamente compartido por los partenaires infieles, el saber que su descubrimiento produciría emociones desagradables como tristeza, dolor, ira para el miembro «engañado», quien en muchos casos suele retirar toda la confianza depositada en la pareja ( aunque esto no implique necesariamente el rompimiento del vículo) forma parte de este juego y esto también es parte de los contratos conscientes e inconscientes de cada pareja y es algo que cada uno de los “infieles” aportan en sus cabezas en relación al porque, como y desde que lugar se vive esa traición a su respectiva pareja ( si es que ambos traicionan a su pareja) y/o a la pareja de su partenaire.

Estos dos componentes que son 1) tener una relación paralela y 2) oculta de la pareja, están presentes en las relaciones virtuales, lo cual los haría entrar en la categoría de infidelidad más allá de que sean platónicas o sexuales y de lo que pueda o no suceder en la realidad. Y le sumo este otro de “relación oficial” ya que en sí mismo claramente divide las aguas entre quienes lo serían y quienes entrarían en esas relaciones“no oficiales” vinculandolo al secreto que es uno de los componentes resaltados de las variables que dividen las aguas fidelidad/infidelidad (al pacto implícito/explícito de exclusividad)

Chats que van de tibios a extra hot, calientan los WhatsApp de quienes se encienden, disfrutan y encuentran en esta modalidad una manera cómoda , a mano y “segura” de seducir, sentirse seducid@, coquetear, conocerse, divertirse, calentarse, tener sexo virtual, jugando a lo prohibido y a (las)escondidas con todos los componentes que esta tecnología habilita. Intercambios que pueden ocurrir entre personas que se conocen en la vida real o no, al menos aún , personas que tan sólo se cruzaron en una app de citas o se conocieron a través de fb, LinkedIn, twitter u otra red social. “Citas” que pueden aunque no necesariamente tener su correlato o tomar algún otro formato en encuentros en la realidad. Textos cargados de palabras eróticas, aludiendo a escenas sexuales implicitas o explícitas, intercambio de mensajes de voz, audios, videos, fotos propias o de terceros, relatos fantaseados de escenas sexuales en los que más- menos se involucran y/o protagonizan los interlocutores que habitualmente son dos pero porque no pensar, aunque no me consta aún su existencia, que hubiera grupos de WhatsApp que podrían entrar en la categoría de tríos y suculentas orgías virtuales.

Podemos también preguntarnos que motiva a alguien a ser infiel, a establecer un vinculo erótico (romántico y/o sexual- real / virtual) oculto con otr@s ? En cada persona y en cada momento de su vida, las motivaciones son absolutamente individuales, también es muy diferente la psicología femenina y la masculina, pero podemos generalizar algunas situaciones y decir que tanto hombres como mujeres pueden ser infieles real o virtualmente: para alimentar el ego, el narcisismo se alimenta al ser desead@ y por cuant@s más, mejor! por aburrimiento, porque hay algún tipo de desencuentro y/o insatisfacción sexual con la pareja, porque no se sienten compatibles/conectad@s , por venganza “él/ella me lo hizo primero”, porque se opaca algo del sentirse desead@, valorad@ por la propia pareja, para calentarse y desplegar eso en la pareja, por el atravesamiento de alguna crisis y a veces porque ese rato de chat se vive como un espacio propio, íntimo, donde se preserva la individualidad que a veces se siente desdibujada en el contexto de una relación estable o simplemente porque quien lo practica goza de la adrenalina de lo prohibido, lo oculto y en el menor de los casos por adicción/compulsión sexual. En cuanto a las diferencias entre los sexos, en lineas generales los hombres acuden al chat hot para calentarse, como “previa” con esa mujer con quien interactúan via chat, o con la propia y a veces solo masturbatoriamente. En las mujeres suele desplegarse como una manera de alimentar y/o iniciar un vínculo, pero más como parte de un todo que en los hombres que pueden acotarlo al terreno meramente sexual, sea en ambos casos que se despliegue este chat con su pareja o en una relación (virtual ) paralela. Y en ambos sexos la virtualidad permite recrearse perfectos, hermosos, potentes, complacientes través del juego y la fantasía, mostrándose, porponiéndose, diciéndose y “haciendo” juntos o uno al otro, lo que en la realidad muchas veces se duda sea posible o es verdaderamente incompatible o imposible que ocurra y sea. Muchas mujeres se sienten inhibidas por el aspecto de su cuerpo que en el chat pueden evitar mostrar, apelando a otras armas de seducción y muchos hombres pueden desplegar en palabras una potencia que no siempre son capaces de “sostener” en la realidad. Unos y otras con sus diferencias, ponen en juego y se encuentran jugando con palabras escritas, audios, imágenes y el misterio y adrenalina que genera el chat a escondidas un mundo fantasmático altamente estimulante. Cómo bien decía Lacan “no hay relación sexual” en el sentido de que no es posible una absoluta articulación, ensamble de deseos y satisfacciones reales sexuales en el encuentro sexual entre un hombre y una mujer y es en ese sentido que el encuentro en el chat hot entre un hombre y una mujer puede obedecer a diferentes motivaciones en cada uno de los involucrados ( y entre dos hombres y dos mujeres también y en una orgía..se complica más aún dicha coincidencia...) También en ésta linea, está la famosa frase: “Una mujer puede fingir un orgasmo para tener una relación y un hombre puede fingir una relación para tener un orgasmo “ . Vinculando ambas frases, diría que si bien suele ser muy diferente lo que lleva a un hombre y a una mujer a chatear y/o a ser infieles virtualmente, desde el singular deseo de cada uno y muchas veces sin saber que motiva al otro, ambos se buscan , encuentran y comparten un chat hot desde, con y hacia diferentes deseos y diferentes realidades, ella, en general, apuesta a consolidar y/o avanzar en el vínculo con aquel con quien chatea y él se embala en la calentura del momento que le genera la situación sin pensar en más allá ( ni más acá ); estos chat muchas veces derivan en una relación en la vida real, otras veces terminan al ponerse en evidencia las diferentes motivaciones o simplemente mueren por diferentes motivos como toda relación, pero en lineas generales no suelen sostenerse mucho tiempo .

Podes darte cuenta si tu pareja te está siendo infiel virtualmente? La primer pregunta que deberías hacerte es si tu pareja te dió en algún momento o está dándote motivos para hacerte esta pregunta o es producto de tu propia inseguridad, la cual si es en la primera relación que se te manifiesta, podría ser signo de una real percepción “nunca fui celos@, pero esta vez , hay algo que me lleva a dudar, a estar pendiente” “con ella/él me volví controlador@”, son expresiones que funcionan como alarma de algo que se intuye aunque no se pueda demostrar. Difícilmente l@ pescarás in fraganti si no quiere ser descubiert@ consciente o inconscientemente, caso contrario fallidamente te dejará pistas, sabiendo que vos podrías encontrarlas : su WhatsApp Web abierto en una compu a la que vos accedes o su celular a mano con “sospechosos” chats sin borrar de personas “sospechos@s” , fotos comprometidas que pueden estar a la vista o guardadas en alguno de las tantas apps para archivar con clave “esos” materiales, como“taquilla de fotos” entre las tantas apps que pululan con tal fin. Tal vez después de haber sido descubiert@ en algún tipo de engaño, te deje el celular para que lo puedas ver “sin clave”, pero no seas ingenu@! eso no significa que no tenga nada que ocultar y/o borrar/archivar, sólo significa que no lo tiene ahora que está con vos, ya que si tenia que borrar algo y/o bloquear a alguien o archivar adjuntos, lo hizo antes de dejartelo a mano. L@ ves “on line” todo el día y te preguntas con quien chatea todo el tiempo..? El escorpión vuelve a picar porque está en su naturaleza ...lo sabés y eso te inquieta, pero queres vivir tan pendiente? te sirve darle vuelta el smartphone, bucear en todos sus archivos...esa es la vida que queres tener juntos? Es hora que te preguntes si perdiste la confianza porque sabes que está en su naturaleza, si perdonaste y aún transitando juntos una segunda oportunidad, no volviste a recuperar la confianza en tu pareja o si nunca la tuviste porque la inseguridad está en la tuya...y esto sólo lo enuncio como tema de otro artículo, ya que aquí saldríamos del terreno de la infidelidad y entraríamos en el de estos pactos cc e inc que atraviesan a las parejas , entre los cuales merece un extenso capitulo el de los celos, la inseguridad y los roles patológicos que ocupa cada miembro de la pareja con más o menos goce en el sentido psicoanalitico del término, como un más allá del principio del placer (que dicho en criollo sería para sufrir y no para disfrutar) tanto sea en quien padece esos celos como quien goza al provocarlos en su pareja con todo el despliegue escenográfico y sintomático que conlleva.

Los tiempos cambian, las modalidades adoptan la tecnología de la época, pero la infidelidad sigue encontrando su lugar para desplegarse entre nosotros. Y valga la ocasión para reivindicar los encuentros reales, cara a cara, verse, percibirse, tocarse, conocerse, vincularse y conversar en la realidad, jamás podrá ser suplantado por ninguna propuesta virtual.

Lic. Viviana Neiman Directora de Singles Club